606.840.893     info@chinoastur.es

Clases de chino en Asturias

Ceremonia del té

Gracias a Fernando del Busto por su maravilloso artículo.Los misterios y secretos de China pueden ser menos para los avilesinos. Y es que la empresaria Jie Shi ha decidido, de forma periódica, abrir su academia Chinoastur, en la calle de Juan XXIII, para hacer actividades que divulguen todos los aspectos de la cultura de su país. «Las actividades están abiertas a todas las personas interesadas. Existe una limitación por el espacio, pero son actividades para todos los interesados», comenta Jie Shi, que, en la medida de los posible, intenta vincular las actividades a las diferentes fiestas que se celebran en China

La tarde de ayer se dedicó al , una bebida consumida en todo el país y por el que se siente gran devoción. «En China existen mil tipos diferentes de . Unos tés son más típicos en unas regiones que en otras y cada uno tiene sus características propias. Uno de los pocos rasgos comunes es que nunca se toman con azúcar», explica Shi.
 
En la actividad contó con la colaboración de su padre, Zùnxiù Shi, y su madre, Xiu Ling Wang. «Mi padre es un gran apasionado del », comenta Jie Shi.
En China, según explica, después del desayuno, generalmente con leche de soja, el se consume a todas horas. Ayer, en ChinoAstur repartieron en una gran mesa diferentes útiles para preparar el como tazas en función del tipo.
 
Zùnxiù Shi explicó las características habituales de la elaboración del . Primero se calienta el agua. «Para el de jazmín se calienta hasta 80 grados, en el resto a 100», comentó Jie ShiPosteriormente se infusiona y se sirve con el cuidado de que no caiga ninguna hoja. «No quedaría bonito y podría amargar el sabor», comenta Jie Shi. Ayer estaba previsto degustar de jazmín, rojo, un te taiwanés...
 
El se prepara justo antes de tomarlo. «Nunca se guarda de un día para otro. Ni se vuelve a calentar», explica Jie Shi, «antes el que no se bebía se usaba para lavarse la boca o para limpiar los ojos».
 
Beberlo también guarda su propio rito. «Primero se huele, después se da un sorbo pequeño y luego se bebe poco a poco; hablando con los amigos y la familia. No es bebida para beber de un sorbo y marchar», aseveró Jie Shi.
 
De hecho, ayer comentaron que uno de los momentos más esperados del día son las reuniones por la tarde en torno a un de familia y amigos. En esos momentos no suele faltar algo para picotear. Ayer ofrecieron fruta del tiempo y pipas. «También son frecuentes las pipas de girasol, aunque son diferentes a las que aquí», comentó. Son momentos que se disfrutan sin mirar al reloj y donde los chinos aprovechan para expresar su vertiente más social. «La cultura china es muy social, existe mucha relación entre la gente», comenta Jie Shi, originaria de Tianjin, «es una de las cuatro ciudades más importantes del país, la puerta al mar de Beijing»
 
Los eventos se anuncian con antelación en su web. Así, el próximo lunes, 14 de octubre, Xiu Ling Wang hará una demostración de caligrafía china. «Mi madre es una gran calígrafa», asegura
actividad china te